Y RESULTA QUE ERES TÚ | Saga Cerca Trova

COLECCIÓN CERCA TROVA

~ 2º TOMO ~

Y RESULTA QUE ERES TÚ

Recreación del autorretrato de Leonardo | CR – 2014

A mi vuelta de Florencia, además de encontrarme con esta mirada de Leonardo, también empecé a entonar mis primeras frases narrativas.

Esa velocidad en el teclado que me había otorgado yo misma hace cuarenta años, preparándome para ser la mejor secretaria, me resultaba esencial ahora para poder pillar al vuelo todas esas palabras que mi mente rápidamente pensaba, y mis dedos escribían.

Cerca Trova – igual que el estandarte de Vasari – es el título de mi primer libro donde narro mi experiencia con los pinceles, otorgándole el papel principal de la trama a Lisa, mi protagonista, que se ve transportada por casualidad al mundo del arte, viendo y sintiendo cómo sus manos se mueven creando esos rostros; igual que las mías.

Una novela todavía inédita a la que hace muy poquito que le he concedido una hermana, al empezar a escribir Y RESULTA QUE ERES TÚ, al llegar a mí, por fin, la razón de haber recibo este inmenso regalo.

Me he pasado la vida buscando fuera, lejos de mi esfera, esas respuestas a mis preguntas más profundas, deseosa de hallar ese colectivo que necesita de NUN.

Desde siempre he ansiado tener en mis manos algo que ofrecerles, pilares con los que construir un puente, y por fin se me ha concedido; tengo mi obra y para ellos he planificado un impresionante proyecto de oportunidades.

Pero un error de entendimiento no me dejaba avanzar, ahora lo he comprendido. Ya tengo esa herramienta con la que colaborar creando vidas dignas, pero el arduo camino que he recorrido era necesario para provocar la complejidad de mi propósito, nada sencillo, y no sería grande como un iceberg si en la punta no hubieras estado tú impidiendo el desviarme de mi camino.

Venimos al mundo con una misión, yo estoy convencida de ello, y esta convicción es la que me ha llevado a darme cuenta de que ponerla en marcha, no solo puede mejorar nuestro mundo, también es nuestra salvación, aunque al principio parezca un martirio