Catálogo

La inspiración llega en el momento de observarte

Estoy preparando un bonito catálogo que mostraros, de piezas renovadas

Llevo días pensando en cómo ayudar a recuperar todo ese mobiliario viejo que ya no queremos.

No sé si os dais cuenta, pero renovar ese viejo armatoste que heredamos de la abuela, o darle un cambio radical a ese salón que amueblaron nuestros padres en los años sesenta, puede ser una sencilla manera de empezar una bonita historia para nuestros descendientes, cuando los tengan que heredar, además de aportar nuestro granito de arena en este arduo trabajo de la sostenibilidad.

Quién es el que no se ha dicho alguna vez que si en su familia se hubieran mantenido esas piezas que utilizaron sus bisabuelos, heredadas de sus tatarabuelos, hoy tendrían verdaderos tesoros. Piezas concebidas por una mano artesana, con humildes herramientas y con todo el peso de esas épocas lejanas.

Pues dejarme decir que nunca es tarde para empezar.

Aparte de que la historia es el cúmulo de nuestra existencia, la nuestra propia es la que nos distingue del resto, y los muebles pueden ser el elemento distintivo que le dé valor. Si son heredados su estima es incalculable, por mantener la esencia familiar, y si son comprados, aparte de la historia que siempre se les puede rastrear, les damos la oportunidad de formar parte de otra saga, de otra familia, de otra historia.

No hago más que pensar y existe una posibilidad para darles vida otra vez a esos envejecidos muebles, el de convertirlos en esa pieza única que, quien sabe, si la artista termina siendo reconocida, algún día puede aumentar significativamente su valor.

No tienen porqué seguir con el uso habitual para el cual fueron concebidos, se les puede dar cualquier otra función que nos imaginemos. Con ingenio, se pueden convertir en muebles versátiles que nos ayuden a llevar la vida ajetreada que hoy llevamos, como este escritorio que os presento.

Y con este objetivo me pongo a vuestra disposición, para que me hagáis llegar vuestra pieza heredada, vuestro salón desfasado, vuestra vieja cómoda, mesita, armario, cama, bufett, tocador… para que, sin compromiso alguno, os pueda orientar de cómo renovar esa pieza, como decorar esa sala, de qué color pintar esas paredes para que todo quede en armonía, o si es el caso, de mi catálogo en construcción, sacar esa pieza que os encaje en vuestra decoración.

Y para hacerlo realmente cómodo, os propongo que en la dirección de email que os he anotado en el apartado de contacto, me adjuntéis la fotografía de esa pieza o habitación a decorar, explicándome qué es lo que tenéis en mente, a ver si os puedo ayudar.

A ver si entre todos dejamos de consumir tanto y desechar.

Os animo a que os unáis a mi propósito con los muebles, el de empezar a crear nuestra propia historia, esa que nuestros descendientes quieran continuar.

Porque hay algo que nunca cambiará, y es que el arte, siempre formará parte de nuestras vidas.

También podemos contribuir a no desechar tantos objetos que creemos que ya se han vuelto inservibles

Podemos convertirlos en un bonito regalo…

IR A CONTACTO